Que todas las mujeres, niños y adolescentes puedan ser respetados en su dignidad y derechos humanos, para vivir una vida libre de violencia, con relaciones saludables, y libertad de decidir. Nuestra meta es restaurar la dignidad de cada persona a través de la enseñanza de la palabra de Dios como creador de este mundo y de las personas.

Isaías 60:18 “No se oirá hablar más de violencia en tu tierra, ni de desolación, ni de destrucción dentro de tus límites; sino que llamarás a tus murallas salvación y a tus puertas alabanza.” 

¡La violencia contra la mujer es un DELITO y es NUESTRA preocupación!


Open chat